Soy un joven periodista que decidió dejar su trabajo estable en los medios de comunicación, en búsqueda de cumplir su sueño de dar la vuelta al mundo. Todas mis experiencias son difundidas mediante textos e imágenes que cuentan con una perspectiva propia.

 

Leer más

Acerca de mí

© 2016 por Danel Ayesta. Producida con Sueñosdemochila.com

A dedo, siguiendo los pasos del "Che"

 “La Ruta del Che” es una típica excursión que se ofrece en Samaipata, comunidad ubicada en el departamento de Santa Cruz, para aquellos interesados en seguir los últimos instantes de la campaña guerrillera de Ernesto “Che” Guevara en tierras bolivianas. La descripción y una nueva perspectiva, a la manera de Sueños de Mochila.

 

 

Partí junto a dedo con dos amigos desde Samaipata y logré nuevamente desmitificar que en Bolivia es imposible hacer AutoStop. El primer tramo lo hicimos en una caja hacia Mataral, tras rechazar a un automóvil que ofrecía realizar el tramo por 10 bolivianos. Es importante, a la hora de hacer dedo, diferenciar vehículos remises de autos familiares. Trato de parar automóviles que considero particulares (camionetas, autos nuevos, sin porta equipaje) o camiones. De antemano es una posibilidad aclarar que el pasaje no está dentro del presupuesto de uno o de la forma que consideren. Particularmente nunca dije nada y me bajé sin problemas.

 

 

Una vez en Mataral, luego de una hora con poco tránsito, un ingeniero junto a su empleada nos levantó  y así fue como llegamos en el mismo día que habíamos iniciado la “excursión” a Valle Grande. La noche se presentaba fría y se nos permitió dormir adentro de la terminal, si bien también estaba la opción de acampar. Frente a la plaza principal hay alojamiento por 25 bolivianos.

 

 

Los mayores atractivos de Valle Grande son el museo que está frente a la plaza principal del municipio, la lavandería donde fue expuesto el cuerpo del “Che” y la tumba  que fue un secreto por treinta años, hasta que un alto jefe militar en 1997 confesó el sitio exacto del entierro de los guerrilleros, lo que permitió la exhumación y luego la repatriación de los huesos a Cuba. Posteriormente, iniciamos un nuevo dedo que nos trasladó al municipio de Pucará. Esta vez desplegamos nuestras carpas en la cancha de fútbol 11 que tiene el humilde pueblo de no más de 700 habitantes. Entre 15 y 30 para dormir, dependiendo si es cama o carpa.

 

 

Desde Pucará son aproximadamente 3 horas caminando hasta La Higuera, si bien también está la opción de hacer dedo aunque el tránsito resulta muy limitado. Llegamos al destino propuesto, acampamos frente al busto del comandante y visitamos el pequeño museo que cuenta con una entrada de 10 bolivianos pero logramos una tarifa de 20 entre los 3. El lugar se asemeja más a un mini santuario, con muchas dedicatorias y frases representativas del revolucionario argentino – cubano.

 

Comimos en lo de Irma, una señora de 70 años que le dio una sopita de Mani y recibió como respuesta un “gracias niña”, mientras Guevara estaba rodeado de militares que minutos después acabarían con su vida en el hoy museo. Nos quedó pendiente visitar la “Quebrada del Choro”, lugar donde fue capturado y al cual se puede acceder tras tres horas de caminata. Unos niños por pocos pesos bolivianos se acercan a ofrecer el servicio, como así también de alojamientos por la módica suma de 20 bs a metros del monumento.

 

 

A la vuelta, hay un camión que suele salir por la mañana (chequear este traslado una vez estado en La Higuera), y suele llevar a parte de la población hacia Valle Grande de forma gratuita. El viaje resulta toda una aventura: arriba de grandes bolsas de mercadería entremedio de curiosos vecinos que asombrados tenían como acompañantes a tres mochileros argentinos.

 

 

La Higuera es muy pequeño y cuenta con alrededor de 70 habitantes. Carece de muchos servicios y la gente que llega en general es porque contrató una excursión o de forma particular en sus vehículos. Constantemente, se instala que solo se puede ir con guía en algún tour, pero realmente se puede hacer de forma particular con un poco de paciencia y buena vibra. En todos los tramos, menos Pucará – La Higuera, hay un servicio diario de colectivo.

 

1/8

 

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkenid
Compartir en Pinterest
Compartir en Google+
Please reload

También pueden visitar ...

Ingles para viajar, consejos y fuentes de consulta

October 25, 2019

Guía para viajar a Marruecos, a dedo y en casas de familia

August 29, 2019

1/15
Please reload