Soy un joven periodista que decidió dejar su trabajo estable en los medios de comunicación, en búsqueda de cumplir su sueño de dar la vuelta al mundo. Todas mis experiencias son difundidas mediante textos e imágenes que cuentan con una perspectiva propia.

 

Leer más

Acerca de mí

© 2016 por Danel Ayesta. Producida con Sueñosdemochila.com

"Las mujeres que se sienten vulnerables, son vulnerables"

Tania es una prestigiosa Comunicadora Social ecuatoriana que decidió alejarse de los medios y utilizar sus excelentes aptitudes en post de defender los derechos de la comunidad Shuar. Una mujer muy valiente, con gran compromiso, que supo oponerse a un linchamiento de un presunto delincuente en Quito interponiendo todo su SER, “Me pasaban el machete por la cara, pero por causas sociales soy capaz de dar mi vida”.

 

 

Me seducen perfiles así, creo que se pueden desarrollar charlas interesantes, y así fue como espontáneamente hablamos sobre las mujeres y el nivel de exposición a la hora de “hacer dedo / Autostop / Jalar dedo”. Tania, a sus 22 años, sin internet por aquel entonces, hizo un viaje de cuatro meses por Perú, Bolivia, Chile y Argentina. Hacer dedo sola fue bisagra y emocionada me contaba sus experiencia metiéndole poesía, reflexiones.

 

Subirse sola a diferentes vehículos, en especial camiones, no la hacía más vulnerable. “Las mujeres que se sienten vulnerables, son vulnerables. Las mujeres que no se sienten vulnerables, viven más tranquilas”, iniciaba la conversación y destacábamos el corazón de la gente que te levanta, la naturalidad con la cual lo abren. “Tengo alegría, regocijo, respiro la ruta. Me llena el aire de la ruta”, señalaba mientras detallaba algunas anécdotas.

 

 (Vivero constrído en experiencia de permacultura)
 

En la charla, esta madre de tres hijos educados libremente junto a su pareja Julian (documentalista), insistía con que el miedo llama más miedo. “Esto es como con los perros. Si no tenés miedo, no te muerden”, y agregaba con total vehemencia, basándose en diferente situaciones en las cuales sintió un alto nivel de peligrosidad. “En Quito sujetos extraños me estaban midiendo con fines de robo y la forma de pararme me salvó. Esta situación se repitió pero pude sobrellevarla. Si hay sujetos extraños, yo soy más extraña. La forma de pararte hace que te salves”, concluyó.

 

Cuando me consultan sobre “Las mujeres solas y el AutoStop”, insisto con que no es una cuestión de género sino de, tal como señaló la colega, la forma en la cual te paras ante la vida. Tengo amigas que han recorrido muchos países, durante un largo lapso de tiempo, sin contratiempos y amigos que si los han tenido. Por suerte todo solucionable, mal tragos que resultan anecdóticos.

 

 (Familia de Comunidad Shuar)
 

Hacer dedo es mucho más que levantar el pulgar y esperar que te paren. Si quieres incursionar en esta modalidad viajera, quizás sea interesante sumarte con alguien que tenga experiencia y luego, de forma sistemática, consultando varias fuentes y llevando con frecuencia la práctica, puede que llegue el momento de largarse sola por las rutas, experimentar la maravillosa sensación de viajar sola, inmersa en la incertidumbre.

 

Le agradezco a Tania, uno de tantos ejemplos que conocí en Macas. Hice hincapié en ella porque consideré que sus reflexiones eran compatibles con muchas de mis vivencias y la de otras mujeres que conocí. Me llevé mucho de Matias, Hugo, Julián y Nata; todo el equipo general de SER y allegados

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkenid
Compartir en Pinterest
Compartir en Google+
Please reload

También pueden visitar ...

Ingles para viajar, consejos y fuentes de consulta

October 25, 2019

Guía para viajar a Marruecos, a dedo y en casas de familia

August 29, 2019

1/15
Please reload