Soy un joven periodista que decidió dejar su trabajo estable en los medios de comunicación, en búsqueda de cumplir su sueño de dar la vuelta al mundo. Todas mis experiencias son difundidas mediante textos e imágenes que cuentan con una perspectiva propia.

 

Leer más

Acerca de mí

© 2016 por Danel Ayesta. Producida con Sueñosdemochila.com

Huacachina, la ciudad oasis

 

La imagen de Huacachina da la sensación de una oasis en el medio del desierto, cuando en realidad se trata de un sitio ubicado a escasos kilómetros del centro de ICA, y bordeado por una ruta. El acceso de este clásico que trasciende por las redes, es libre y gratuito.

 

La imagen del oasis que parece estar en el medio del desierto, se viraliza con frecuencia por las redes sociales y portales de internet. Particularmente, cuando veía las postales, reproducía en mi mente un sitio alejado de la civilización, en el medio de la nada y que requería de un gran esfuerzo para visitarlo.

 

 


A mediados de Junio llegué al Departamento de ICA, que se encuentra a cinco kilómetros del atractivo buscado, y entre charla y charla mis expectativas se vieron parcialmente frustradas. No era nada de lo que imaginaba pero de todos modos con buena predisposición, y un buen grupo de amigos de diversos países que hice en la zona, fuimos a ver de qué se trataba.

 

Tal como me habían adelantado, esta laguna artificial que subsiste entre las dunas, rodeada por una intensa vegetación compuesta de palmeras y eucaliptos, está a tan solo cinco kilómetros de ICA y se puede llegar hasta la orilla en taxi, sin necesidad de una abultada suma. A primera impresión se me vino a la mente un mini lago de Palermo (Capital Federal, Argentina), con botes y rodeado de árboles, bares, bodegas, alojamientos y restaurantes a precios elevados. El panorama cambió una vez adentrados en la arena.

 

 

 

Uno puede caminar para varios sectores pero decidimos seguir a la mayoría con el objetivo de encontrarle el encanto que transmiten las famosas fotografías. La sensación de estar en el medio del desierto se acrecentaba en cada paso hacia arriba y a las imágenes del disco rígido interno les sumábamos las captadas por la cámara. Continué con la tendencia fotográfica de transmitir la sensación de estar en el medio del desierto, cuando en realidad estaba a 10 minutos de un cuarto con wi fi, cocina, baño, etc.

 

El viento soplaba fuerte a la arena pegaba en el rostro, pero el bello panorama ameritaba a quedarse un tiempo prolongado contemplando la postal luego de un trek de alrededor de 45 minutos que puede extenderse a lo que no desee. No hay barreras que coarten la libertad de caminar.

 

 

 


En los alrededores, las diferentes ofertas complementarias eran adquiridas por la gran cantidad de visitantes. El Buggy (transporte arenero que recorre las adyacencias) era la vedette, por encima del Sandbord y los botes a pedal. Dedico esta etapa de mi vida a viajar y creo en que las posibilidades se van, por eso no invertí en contratar algunos de estos servicios que muchos visitantes disfrutan.


Vimos el atardecer desde ahí y un día posterior desde el techo de nuestro alojamiento. El sol descendió con velocidad y en paralelo el cielo se tornó amarillo hasta que la bola de fuego se perdió en el horizonte y todo volvió a un usual estado natural. Vale la pena dedicarle una doble jornada: En la misma Huacachina y en alguna terraza a varios kilómetros del espejo de agua.

 

 


TRANSPORTES Y COSTOS


Desde Lima: Particularmente mantuve la tendencia del AutoStop (dedo), pero decidí averiguar precios estimativos de buses, que presentan excelentes tarifas. El costo del trayecto Lima – ICA (320 kilómetros) es a partir de los 29 soles (8 dólares). En temporada baja se puede gestionar un precio menor.


Ica – Huacachina: ICA como todo Departamento ofrece alternativas en diferentes rubros y es elegido por la mayoría de los viajeros para hacer base. Desde allí se puede recorrer los cinco kilómetros que separan la ciudad con Huacachina. Lo más conveniente es juntar cuatro personas y pedirle a un remis que te lleve “por 8 soles en total”. A la vuelta la tarifa varía a 15, pero se puede arreglar por 12.


ACTIVIDAD COMPLEMENTARIAS EN EL OASIS


Hay varias agencias de turismo y particulares en las inmediaciones del oasis ofreciendo diversas alternativas para hacer aún más placentero el paseo. Para merodear la laguna y caminar por la duna no se abona una entrada. En cambio el Sandbord tiene como costo mínimo cinco soles, mientras que un paseo en bote a pedal va desde los 6 a 12. Donde la tarifa varía de forma significativa, donde la oferta y demanda juega un papel más preponderante, es en los areneros. Lo más económico que escuché fue 30 soles y puede ascender a 60 el paseo de dos horas por el desierto.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkenid
Compartir en Pinterest
Compartir en Google+
Please reload

También pueden visitar ...

Ingles para viajar, consejos y fuentes de consulta

October 25, 2019

Guía para viajar a Marruecos, a dedo y en casas de familia

August 29, 2019

1/15
Please reload