Soy un joven periodista que decidió dejar su trabajo estable en los medios de comunicación, en búsqueda de cumplir su sueño de dar la vuelta al mundo. Todas mis experiencias son difundidas mediante textos e imágenes que cuentan con una perspectiva propia.

 

Leer más

Acerca de mí

© 2016 por Danel Ayesta. Producida con Sueñosdemochila.com

Comuna 13, entre la precariedad y una obra faraónica

 

En uno de los barrios más vulnerables de Medellín, se ve reflejado un llamativo contraste. Entre las precarias viviendas y el arte urbano, se halla una escalera mecánica de 385 metros y dividida en seis secciones, que a diario es usada por miles de vecinos. Con el tiempo, se convirtió en un atractivo turístico para aquellos que quieren ver “la otra Medellín”.

 

Recientemente elaboré un informe sobre los lustrabotas de Bolivia y su determinación de trabajar con la cara tapada para no ser blancos de prejuicios. Una ciudadana alemana, conformó un proyecto para combatir la estigmatización, dándoles la oportunidad a los trabajadores de la calle de hacer horas extras como guías turísticos. Otra mirada de La Paz, desde el hombre que todos los días se topa con una masiva circulación de transeúntes y vehículos.

 

 

Ahora, llega el turno de la comuna 13 y la historia en la voz de sus propios actores. Allí algunos habitantes se las rebuscan con tours que incluyen paseos artísticos por diferentes grafitis y murales, acompañados por historias de violencia, dolor. Un sector que sirvió como  fortaleza de las guerrillas y los traficantes de drogas. “Aquí era frecuenten los disparos y bombas. Nos fuimos mal acostumbrando pero por suerte bajó mucho ahora”, comenta una vecina. Entre las charlas, se asciende por una obra faraónica que contrasta de forma notoria con el entorno: Una escalera mecánica de 385 metros, divida en seis secciones.

 

SI bien es fuerte ver entremedio de la precariedad una innovadora obra digna de un shopping de primer nivel, resulta de mucha utilidad para los transeúntes. Se registran mejoras en el traslado y en la cartelera de Medellín hoy en día “La Escalera Gigante” es presentada como un atractivo turístico. Los puestitos callejeros destinados generalmente a los pocos más de 12 mil habitantes que viven en el barrio Independencia, extienden sus ofertas a curiosos extranjeros que se sienten sorprendidos al ver última generación y desigualdad social en un mismo sector.

 

 

 

Las estadísticas arrojan que el traslado se redujo de 35 a 6 minutos. Además, cabe mencionar que en cada sección hay un cuidador que pertenece a la comuna. Curiosamente, en la sección cuatro se encuentra una empleada cuya casa está al lado del transporte/atractivo. “Osea, usted vive en su trabajo”, le afirmé a la joven, que tras lanzar una carcajada reconoció mi apreciación.

 

Por esta obra y otras tantas, como un sistema de telesféricos, Medellín es conocida en el mundo como una de las ciudades más innovadoras. Sin embargo, las obras faraónicas no tapa la triste realidad de muchas familias que viven en las periferias, de la segunda ciudad más grande de Colombia (2,5 millones), y carecen hoy en día de servicios básicos. Información corroborada por mi actual anfitrión de Couchsurfing que con un grupo de amigos busca visibilizar esta problemática.

 

 


“BUSCAMOS RECONOCER LO BUENO, PERO TAMBIÉN MOSTRAR LO INVISIBLE”

 

Andres es mi actual anfitrión de Couchsurfing. Es un joven de 25 años que está cursando la carrera de Derecho en la Universidad de Antioquia y su gran amor por Medellín lo propulsa a comprometerse con el otro, a buscar la manera de mejorar la calidad de vida de las personas. Si bien es una persona con poder de reflexión y análisis políticos, su motivación pasa por innovar, por formar un grupo político que no esté enmarcada con ninguna de las corrientes actuales y sueña con obtener los 20 mil votos que lo catapulten a él o alguno de sus amigos, a congresista.

 

Para ellos estuvimos hablando de diferentes estrategias comunicacionales, que él mismo ya empezó a ejecutar mediante la Fan Page “Yo Soy Medellín”. “Cuando uno habla de malo es para mejorarlo, no como crítica. A nadie le gusta decirles que en su ciudad hay niños muriéndose de hambre”, interviene Andres al ser consultado sobre su canal de comunicación en Facebook y entiende que una forma de salvar a los jóvenes de los malos hábitos es motivándolos a encontrar ejemplos.

 

 

 

“Yo tuve a alguien que me motivó. Un profesor a los padres de una amiga, ambos ingenieros. Vi como el estudio, su profesión, mejoró la calidad de vida de la familia. Ellos deben tener contacto con profesionales que los ayuden a potenciar”, reflexionó y agregó a modo de conclusión: “Uno generalmente se queda con lo visible, con lo que trasciende en el centro, pero la realidad es que hay muchos barrios de la periferia que hoy un día no cuentan con los servicios básicos”.


CIERRE

 

Lo que más valoro de viajar como mochilero, es poder darle una agregado al viaje, ser consciente de los que trasciende más allá del centro histórico, de los lugares preparados para recibir al turismo, a los flashes, a la algarabía. Allí ellos tranquilos, disfrutando de uno de los alumbrados más lindos del mundo. Mientras tanto en las periferias, en los cerros, “comunas olvidadas, que se sostienen con un enorme sacrificio”.

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkenid
Compartir en Pinterest
Compartir en Google+
Please reload

También pueden visitar ...

Ingles para viajar, consejos y fuentes de consulta

October 25, 2019

Guía para viajar a Marruecos, a dedo y en casas de familia

August 29, 2019

1/15
Please reload