Soy un joven periodista que decidió dejar su trabajo estable en los medios de comunicación, en búsqueda de cumplir su sueño de dar la vuelta al mundo. Todas mis experiencias son difundidas mediante textos e imágenes que cuentan con una perspectiva propia.

 

Leer más

Acerca de mí

© 2016 por Danel Ayesta. Producida con Sueñosdemochila.com

Regala sonrisas en las comunidades más pobres de Sudamérica

Matías realiza gratuitamente trabajos de odontología en las comunidades más pobres de Sudamérica. Realizó y colocó más de 1500 prótesis dentales y sueña con llegar a África para redoblar la apuesta: formar una red de impresoras 3D para obtener prótesis a escaso costo y que todo el mundo pueda acceder a un tratamiento odontológico.

 

Por enésima vez hablo con Matías César por chat. No paro de hacerle consultas a la distancia. Él, desde la ciudad de Bogotá en la antesala de una nueva misión. En mi caso, circunstancialmente por Chile próximo a regresar a Argentina tras un año y medio deambulando por Sudamérica. Meses después, desde el Estado de Espirito Santo, Brasil, repaso las charlas y vuelve a llamarme poderosamente la atención la naturalidad con la cual este argentino de 33 años habla sobre su proyecto solidario.

 

Me siento y pienso en los estereotipos. En lo que muchas personas piensan acerca de los mochileros. Las representaciones que hacen de ellos empezando por vagos, continuando por sucios y finalizando bajo algún otro concepto perverso. Me pregunto qué pensarán aquellos automovilistas que ven a Matías haciendo dedo, gestionando un traslado “gratis”. Me pregunto qué pensarán las comunidades cuando ven a un tipo, quizás un poco sediento por el esfuerzo que significa llegar, golpeando las manos pidiendo un espacio, pidiendo ser circunstancialmente parte de sus vidas para poder emprender su obra.

 

Lo que hace este ser que tímidamente se muestra en las redes sociales desde hace poco más de dos años, es viajar por las comunidades más pobres de Sudamérica confeccionando y colocando prótesis dentales de forma gratuita. Él se representa bajo su organización Sonrisas sin Frontera y apela a la buena voluntad de las personas y donaciones de alguna organización para fortalecer su lucha por “tratamientos odontológicos para todos, independientemente de la condición social de las personas”.

 

 

 

César al momento colocó más de 1500 prótesis dentales “por amor, por empuje”. Fue su abuelo quien le enseñó y él  lo puso en práctica. Sus valores, convicciones, lo llevaron hacia los más humildes. Lo llevaron a investigar, a tener experiencias vivenciales con gente que “pasa una vida sin dientes” y a profesionalizarse en cada intervención. “No estudié odontología y no me arrepiento de las decisiones tomadas. A veces pienso que si hubiera estudiado odontología me dedicaría a hacer dinero, lejos de los más humildes, rompiendo con mis valores de ofrecer alternativas paralelas para que todos puedan sonreír”. 

 

César trasladó la obra por diversos países. No se atemorizó por las noticias vinculadas a Venezuela. Paró en Choroní, Maracay, con diversos pueblos indígenas. Fueron 36 familias las atendidas. Antes visitó Pará y Amazonas, de los estados más pobre de Brasil. También se quedó un tiempo prolongado en Bogotá, Colombia. “Siempre acercándonos a las comunidades, villas, favelas. Lugares carenciados”, insiste.

 

 

 

Muchas veces la odontología estatal no está presente en ciertos puntos y en algunos el sistema presenta deficiencias. El activista asegura que las prótesis removibles los privados cobran entre “500 y 2000 dólares cuando los costos de los materiales rondan entre los 50 y 100 dólares”. Su constante accionar, lo llevó a tomar conclusiones referidas al cambio que nota en las personas cuando se miran al espejo. “Nosotros en nuestro día a día nos encontramos con este gran problema, les damos una solución y vemos el cambio total en muchos aspectos de su vida. Una vez que la persona logra tener sus dientes al otro día se ve la voluntad y fuerza para un nuevo cambio de vida. Se los ve con ropas limpias, arreglados, con otra expresión en la mirada. Consiguen trabajo o los que ya lo tienen logran desempeñarse más libres y seguros en su labor. Consiguen pareja y su vida toma otro camino, otro sentido.”

 

UNA PROPUESTA DE INCLUSIÓN

 

En cada prótesis que Matías coloca hay un sueño superador, revolucionario: La construcción de impresoras 3D que confeccione prótesis a un costo “por debajo de cualquier almuerzo”, asegura.  El principio sería gestionar el presupuesto y viajar a África en donde ya estableció contactos. “Hoy en día la tecnologia nos abre la puerta al cambio en el acceso de las protesis dentales en el mundo, Sonrisas sin Fronteras esta trabajando para armar una red de impresoras por el mundo y para nuestros pueblos. Las mismas hacen las protesis con costos menores o similares a los que hoy pagamos un almuerzo”.

 

HISTORIAS EN FACEBOOK 

 

Matías desde su Fan Page Sonrisas sin Fronteras difunde el trabajo que realiza. Generalmente sube fotos con el “antes y después” del paciente. En otras ocasiones, la imagen viene acompañada de relatos emocionantes.
 

“Ayer junto a circo Astiya juntamos unos 100 chicos que disfrutaron de un espectáculo de circo y comentamos sobre nuestro trabajo, muy lindo la pasamos, unos chicos cuando terminó el show me llevaron a ver a su hermano que estaba llorando en la pieza de una casita muy humilde en los barrios de la verdadera Cartagena. Sus hermanos y él escucharon que veníamos a hacer dientes y no se imaginan la magia que se generó al ayudarnos.  Este caso me da más fuerza para seguir.”

 

 


“Oliveiro en la navidad de 1975 brindó con un vino el cual intoxicó a su familia. A él lo dejó ciego y mató a su hermano. Escucha rock argentino. En esta flia dejamos tres personas con sus sonrisas completas. Le gusta mucho las pelotas y leon gieco. !!”

 

 


 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkenid
Compartir en Pinterest
Compartir en Google+
Please reload

También pueden visitar ...

Ingles para viajar, consejos y fuentes de consulta

October 25, 2019

Guía para viajar a Marruecos, a dedo y en casas de familia

August 29, 2019

1/15
Please reload